sábado, 22 de agosto de 2009

LA CABRERA BAJA (I): TAN LEJOS, TAN CERCA

LA CABRERA BAJA (I):

TAN LEJOS, TAN CERCA



Apenas 40 km separan Odollo y Castrillo de Cabrera en linea recta de Ponferrada,desde este municipio se ve la cara Norte del Pico tuerto el mas elevado de los montes Aquilianos,sin embargo los vecinos tienen que hacer todas sus gestiones Medico,juzgados etc en Astorga a 96 km por una carretera de montaña,tienen 1 y 30 minutos de camino,no es mejor la comunicación para ir a Ponferrada aunque ha mejorado mucho los 75 km que los separan de Ponferrada se tardan en recorrer en 1hora y 10m en coche,respetando la señalizacion,hay quien hace este recorrido en menos tiempo, poniendo en peligro la vida de los demas.


Impresiona ver como los vecinos se unen y colaboran en las fiestas y en todos los actos que se organizan,entre todos han echo este pequeño museo,con útiles y aperos de sus antepasados que exponen gratuitamente a todo aquel que lo visita,el recinto en el que se exponen es privado los dueños lo prestan tambien gratuitamente.

La Cabrera Baja, Comarca de la Región del Bierzo-Sil, ha sufrido como ninguna otra tierra la marginalidad, originada principalmente por su dificultosa orografía y por sus deficientes infraestructuras viarias. Ello ha provocado en los cabreireses un sentimiento de resignación y, a la vez, reivindicativo. Sin duda, lo mínimo para integrar a la Cabrera en una dinámica moderna lo constituyen tres factores: el acceso por el Campo de las Danzas hacia Santalavilla-Pombriego desde Ponferrada, el acercamiento de la Autovía Ponferrada- Ourense a Puente de D. Flórez y la vía rápida vertebradora de la Comarca, partiendo del Alto de Borrenes por Silván, La Baña, Alto de Barcenilla, San Ciprián,… en dirección a Bragança. Una tierra, la cabreiresa, que permite al Bierzo explotar su pizarra, con el consiguiente beneficio que apenas repercute en su realidad social y económica.


HISTORIA:


Toda la Comarca fue conquistada y sometida por el Emperador romano Augusto, quedando bajo la administración de la provincia de Gallaecia, que a su vez se integraba en convento de Asturica Augusta (Astorga). Por varias demarcaciones de la Cabrera se pueden detectar restos de los denominados “carriles” romanos, que eran imprescindibles para transportar el agua, tanto de los afluentes del Cabrera como desde la Cuenca del río Eria, para ser empleada en la macroexplotación aurífera de las Médulas.


Unos testimonios históricos notorios son los castros, tanto prerromanos (Yeres, Corporales), como debidos a los asentamientos romanos (Nogar, Saceda, Castrillo de Cabrera, Truchas y Corporales), lógicamente indicativos de una época de “fiebre del oro”. Ante la urgencia de numerario para las arcas romanas, se intensificó la producción de oro, que era conducido hacia Roma a través de la vía que atravesaba toda la Cabrera, finalizando en Castrocontrigo.


La morera Monumental de Odollo.


LA REVOLUCIÓN DE LA PIZARRA:


Como ya se ha indicado, el transcurso de los años ha conllevado que la agricultura y la ganadería perdieran peso económico, consideradas ya actividades en parte complementarias o secundarias. Al margen de la emigración masiva, se hizo preciso abrir nuevos campos de actuación y creación de riqueza. Y, en este punto, la naturaleza marca el rumbo de la economía al ser un caso tan especial. El descubrimiento y prospecciones de los ricos y abundantes filones de pizarra ha decidido a los empresarios a invertir en explotaciones a cielo abierto con rentabilidad adecuada.

El sector de la “losa” o pizarra emplea a buena cantidad de mano de obra por el completo proceso de transformación que se realiza en las siguientes etapas: sondeo, perforación y desmonte, arranque de material, carga y transporte, corte, labrado, formateado, embalado y paletizado, almacenamiento, junto a clasificación, y expedición.

FESTIVIDADES:

La más concurrida y celebrada es la que honra a la Virgen del Valle, patrona de la Cabrera. Tiene lugar cada domingo inmediatamente posterior a la Pascua, reuniendo a multitud de cabreireses, así como a amigos y acompañantes. Esta ermita, desde sus mil metros de altitud, nos posibilita la contemplación del espectacular y admirable valle de Silván.

Frecuentes, pues, por estas tierras del Señor son las fiestas para honrar a sus muchos santos, por lo que es habitual encontrar relativamente cerca siempre una ermita, como la de Santa Elena en Lomba o la de la Virgen del Fresno en Silván. Pero, indudablemente, es la Virgen del Valle la que recoge más adhesiones en toda la Cabrera Baja. Para acceder a su santuario cabe descender desde Llamas de Cabrera en dirección a Odollo, por los caminos paralelos al río Cabrera. El paisaje que se abre a nuestras vistas es excepcional. Poco a poco, se nos va mostrando, a la otra orilla del río, el valle del río Silván. Este río recoge sus aguas de Cantogudina, a 1.610 m, y más abajo de la zona de Peña de Forna, efectuando de esta manera una aportación considerable al río Cabrera.

La cercanía a la ermita es corroborada al observar una arboleda espesa que hace de blindaje a la ermita y por las laderas particulares de una montaña. En parajes poco distantes se distingue con claridad lo que fue un antiguo canal romano, del que están marcados y conservados 1,5 kms. de cauce en un estado bastante aceptable. Es verdaderamente impresionante el descubrir cómo el ingenio y talento de los ingenieros romanos consiguió obviar obstáculos y trabas como son las partes en curva, valiéndose de ellas. La decisión y firmeza de estos técnicos les hizo excavar canales en plena roca, sustentarlos sobre un muro o practicar perforaciones de túneles.


LA CABRERA:


Una de las notas destacadas y definitorias en toda la Cabrera es su tipo de clima, así como su accidentada geografía. El aspecto climático determina una confluencia entre el de tipo atlántico y el de tipo mediterráneo, más cálido en la parte occidental y más extremo y de mayor amplitud térmica en la zona oriental. La precipitación media se encuentra comprendida entre los 800 y 1.000 mm. anuales, con unos cuatro o cinco meses de prolongada sequía. En cuanto a su cambiante relieve, es ilustrativo que en ella se ubique Puente de D. Flórez, municipio de menor altitud de la provincia leonesa y, como contraste, los 1.200 m. que alcanza Forna. El límite o separación de las dos Cabreras, Baja y Alta, se puede fijar en el Alto de Carvajal (1.241 m.).

La Cabrera Baja tiene como eje principal al río Cabrera hasta su entronque con el río Sil, presentando rasgos culturales genuinos. Los núcleos más dinámicos son La Baña y Puente de D. Flórez. Sus rasgos determinantes son: su abrupta y quebrada orografía, una economía de subsistencia secular y un despoblamiento, detenido en parte por el surgimiento de la industria pizarrera.

Así, localidades otrora habitadas han llegado casi a desaparecer, ejemplo de lo cual son Saceda, Llamas, Odollo y Santa Eulalia, entre otras.


GEOLOGÍA:


La combinación de rocas de diferentes clases y características, fruto de las transformaciones geológicas, en especial cuarcitas y pizarras, es lo más reseñable.


BENUZA:


Este municipio está conformado por nueve pueblos (Lomba, Llamas de Cabrera, Pombriego, Santalavilla, Sigüeya, Silván, Sotillo de Cabrera, Yebra y Benuza), cada uno de ellos con su entidad identificativa y todos con un encanto y magnetismo especial basados en la amabilidad de sus gentes y la naturaleza en estado puro.

El municipio se extiende por un área total de unos 172,90 kms. cuadrados y, estando en el seno del Consejo del Bierzo, su volumen de población es de 672 habitantes (INE, 2008), es decir, la cuarta parte de los residentes que lo poblaban hace un siglo.

Los antiguos pobladores de los que se tiene conocimiento, con toda seguridad, eran romanos con un ansia de búsqueda y ambición del oro. Éstos se mantienen y consolidan hasta la Edad Media, cuando se produce el advenimiento de los monjes que aplican nuevas técnicas e impulsan construcciones de monasterios, ferrerías y molinos, como componentes novedosos.

El municipio de Benuza cuenta con unos aproximados 174,5 kms. cuadrados de superficie. En cuanto a usos de explotación, 72 Has. son cultivos, 2.841 corresponden a pastos permanentes y 41.185 Has. son las cubiertas por masa forestal. La constante geográfica viene prefigurada por una sucesión de valles y colinas.


EL RÍO CABRERA:


La Cabrera Baja, en sentido estricto, coincidiría con el sistema fluvial del río homónimo. Su delimitación, por tanto, vendría configurada por los Montes Aquilianos y la comarca berciana, al Norte; por La Baña, al Sur, casi en el inicio de la Sierra de la Cabrera y casi en la frontera administrativa con la aledaña provincia zamorana. Al noreste es la Sierra del Teleno la que marca su separación con la Maragatería y al oeste es la zona alta y escarpada de Piedrafita la que indica que va a comenzar la provincia de Orense.

En concreto, el río Cabrera está originado por el Lago de La Baña.
Su
trayectoria es bastante imprevisible pues, si bien su primer tramo parece dirigirse hacia la Cuenca del Duero, en el entorno de Llamas de Cabrera altera su rumbo inopinadamente encaminándose en sentido sur-suroeste. Recorre diversos pueblos, todos ellos situados en la ladera de montañas adyacentes o bien en las riberas del cauce fluvial. El caudal es más bien variable, con una apreciable diferencia entre el máximo en primavera y un mínimo al final mismo del verano. Su régimen, básicamente pluvial y en cierto grado nival, provoca unos aportes hídricos continuados desde comienzos del otoño hasta rematar la primavera. Siendo engrosado por los caudales de varios afluentes, el Silván y el Benuza como más reseñables, desemboca finalmente en el río Sil, término de Puente de Domingo Flórez

En la fotografia la casa de Laura y Julio.
Como la mayoria de los pueblos las casas se han reconstruido y son muchos los que disfrutan de su merecida jubilación en este paraiso natural,en el que el aire es puro y los pulmones tardan en acostumbrarse a tanta pureza.
El lino fue en el pasado un elemento muy importante,pues las ropas de las gentes y todo tipo de útiles se hacian con esta palnta.
En la fotográfia Manteles elaborados con Lino.
Fotos de Laura y Julio.
En la fotografía utiles con los que se hilaba el lino Fotos de Laura y Julio.
Lampara bordada con hilo de lino Fotos de Laura y Julio.
Utiles para elaborar el Lino.
PLANTA DE LINO
La rueca para hilar el lino .Fotos de Laura y Julio.

EVOLUCIÓN SOCIO-ECONÓMICA:


La Cabrera es un exponente señero de cómo ciertos acontecimientos históricos influyeron poderosamente en su desarrollo. Su génesis humana data de la época de los astures, aunque los vestigios de este período sean casi irrelevantes. Sin embargo, la culturización romana fue de gran calado. Las razones son materiales: una imperiosa necesidad de contar con una mano de obra intensiva para urdir todo el increíble trazado de canales para abastecer de agua a Las Médulas. A la desintegración del Imperio romano, se sucedieron muchas idas y venidas de visigodos y musulmanes. No obstante, a continuación de la reconquista, es la nobleza y el clero los que se imponen. Una relativa época de esplendor es su consecuencia, siendo las señales más decisivas de que ello fue así la cantidad de monasterios, iglesias, molinos,… reflejo de un cierto progreso.

Se inició, asimismo, una expansión y mejora en agricultura, sobre todo de cultivos de secano y cereales, lo cual tuvo una constatación en la mejora de las condiciones generales de vida. El pastoreo contribuye a crear algunos excedentes de productos, que son comercializados en la vecina Galicia en las ferias que representan un centro de gran atracción, concurridas por los campesinos en un régimen de intercambios mutuos, para lo cual se veían obligados a cumplir en algunos casos con caminatas bastante largas y penosas.


GANADERÍA Y TURISMO:


En la época actual aún prosigue la labor del pastoreo, minimizada con respecto a antaño, por el lento avance de dotación de infraestructuras. Por ello, ya ha aflorado un germen de turismo rural, atraído por muchas peculiaridades: interés en el estudio e investigación de la historia, etnografía, cultura, folclore,… También algunos curiosos y entendidos acuden en busca de hallazgos arqueológicos, geológicos, lingüísticos,…

La práctica del senderismo nos lleva a descubrir auténticas joyas de arte escondidas entre sus valles y montañas. Son numerosos los retablos y tallas sagradas que cobijan sus iglesias parroquiales, las cuales son objeto de devoción y culto por sus gentes, en incontables festividades.


LOS CANALES O “CARRILES” ROMANOS:


En estos pagos de agrestes tierras y generosas gentes, se siente a cada paso la huella que el complejo de las próximas Médulas legó: con la impresión de dejadez y abandono que una recuperación parcial de las canalizaciones en Llamas de Cabrera de las que provenían de los Montes Aquilianos, a duras penas puede ocultar.

El canal forma un todo integral con la naturaleza sin ofenderla. Su misión no consistía en vehicular enormes cantidades de agua, sino el aporte de un flujo constante contando con los desniveles en curva, de tal modo que su pendiente era de un 1% y uniforme. En las curvas y ondulaciones se ampliaba la anchura para no ocasionar una excesiva ralentización de la velocidad. Sabiendo que unas condiciones climáticas desfavorables y la obsolescencia por el paso irremediable del tiempo eran los peligros, había puestos de vigilancia instalados a fin de reparar y mantener a nivel óptimo el conjunto de la obra.

La magnitud del Complejo de Las Médulas transciende a la misma explotación. Una red con un entramado “de perfección” que supera con creces los 150 kms. es una obra gigantesca. Por tanto, todas las infraestructuras y componentes como canales, depósitos, lagos, castros, cuevas, galerías,… forman parte indisociable de Médulas.

Es más, tomando deriva norte desde el municipio de Benuza, dejando atrás el pueblo de Llamas de Cabrera, vamos a parar a Yeres, popularmente asociado a sus “Medulillas”.

Como por la acción del agua eran arrastrados detritos, lodos, guijarros, piedras,…, con la finalidad de no obstrucción se habilitaron otros canales derivados de evacuación llamados “agogae” o conductos de lavado.


DATOS ANECDÓTICOS:


Filología: todavía se conserva algo de un dialecto local (el cabreirés). En realidad, la Cabrera es zona de transición y de interferencias lingüísticas, con predominio de la influencia gallega hacia el Oeste y de la leonesa en el Este, con una cierta hibridación entre estas dos tendencias.

La represión a partir de la conclusión de la Guerra Civil Española en 1939 fue atroz, estando agravada por la proliferación de “escapados” (los maquis), ya que encontraron un refugio fácil y disimulado en una zona montañosa con un sistema de comunicación terrestre deplorable, lo que condicionaba un buen refugio y alejamiento.

De entre las poblaciones de Benuza, destaca Pombriego por dos aspectos naturalísticos: al gozar de un microclima suave y especial, es el lugar de relativa mayor producción de castañas y en la Plaza, contigua a la Iglesia, se halla el “árbol del amor” con una maravillosa y llamativa floración en primavera, que figura dentro del catálogo de árboles singulares y monumentales del Bierzo.


COSTUMBRE:


La dureza del clima, el aislamiento, las dificultades de desplazamiento,… ayudaron a mantener hábitos consuetudinarios y ancestrales, tales como los filandones y la matanza, la de los mejores botillos del Bierzo, según algunos.


ETNOGRAFÍA:


En la Edad Media se fueron construyendo molinos y ferrerías a la vera de los ríos, comunales y colectivos. En el contorno de Pombriego se sabe que se establecieron monjes que procedían de San Pedro de Montes, poniendo su experiencia al servicio de los aldeanos. Su permanencia anterior en el Valle del Oza les incitó a crear una ferrería entre 1749 y 1753, aprovechando la fuerza del agua del Cabrera.

Los casi 700 habitantes de Benuza han respetado y recuperado, incluso, sus viviendas de otro tiempo, preservando lo que es un indicio definitivo para conservar sus costumbres y raíces. Es ya famosa la típica casa cabreiresa, de piedra gruesa y corredor-galería de madera bien orientada.

Los “medeiros” de paja en forma cónica y los colmenares ya son una simple alusión retrospectiva a otro tiempo.

Es una cuestión digna de mención el hecho de que en Santalavilla todavía se detectan cuevas excavadas, que hacían el servicio de bodegas. Y también es menester indicar que este pueblo, rodeado por dos arroyos (la Guiana y Hortoloceños), llegó a tener en sus alrededores nada menos que dos monasterios, operativos durante toda la Edad Media.

Desde Santalavilla es aconsejable completar la conocida como “Senda Moura”.


NATURALEZA:


El paisaje en la Cabrera Baja tiene un poso cultural, tradicional y prácticamente igual que hace siglos. Impresiona la perfecta armonía que se puede dar en un ambiente natural.

El colorido es espectacular y los tonos contrastan de una forma perfecta por la diversidad en especies de árboles, arbustos y hábitats.

La gran tarea de los vecinos de Benuza es equilibrar, en un desarrollo sostenible, la sobreexplotación de los recursos naturales con la riqueza medioambiental.

El caudaloso, en ciertas épocas del año, río Cabrera ha de ser cuidado con esmero. Igualmente otras corrientes hídricas como la del Benuza y del Silván.

Las poblaciones, distribuidas como colgando en la falda de la montaña o como lamiendo tímidamente la vera del río, son otro encanto natural que invita a la paz con la naturaleza.

Simplificando, la Cabrera dispondría todos sus núcleos habitados con una periferia de sotos de castaños y alguna nogaleda.

Las localidades de Cabrera son asiduas a la fiesta “del magosto”, sin olvidarse de que la castaña fue una elemental fuente de alimentación para personas y cabaña ganadera.


ECOTURISMO: RUTAS.


El municipio de Benuza cuenta con unas rutas de enorme valor e interés, que no se deben perder ni dejar de disfrutar.

Canales del Valle Airoso:

Las Médulas tuvieron una necesidad apremiante de abastecerse mediante un sistema bien planificado de canales. El aporte tenía que hacerse constantemente, al objeto de ir separando de la masa arcillosa el mineral precioso. Los canales se concibieron tomando como referencia los frentes de explotación debido a la erosión y ocultamiento de gran parte de ellos, estimándose que al frente se acercarían medio centenar de ellos. El mayor porcentaje de ellos partían de los Montes Aquilianos, discurriendo por terrenos del municipio de Benuza.

Alcanzando Llamas de Cabrera nos admira la buena conservación de un canal, lo cual posibilita su estudio, características morfológicas del trazado y de los materiales, construcción,… atendiendo a su normal deterioro y transformación imputable al paso de los siglos.

Los canales del Valle Airoso conducían y se surtían de las aguas de los ríos Cabrera y Eria. Su construcción ocupó parte de los Siglos I-II d. C. para servir al frente de explotación de las Médulas, distando éstas unos 37 kms. utilizando el canal en toda su longitud. Exclusivamente se han recuperado y rehabilitado 2,6 kms. que son como una ruta de senderismo, desde Llamas de Cabrera. Este trecho o recorrido está totalmente señalizado y balizado, para uso turístico. Como pequeño inciso o aclaración, se ha de señalar que eran los técnicos de las milicias romanas (“los libratores”) los que decidían sobre el trazado a realizar, en el cual se empleaba mano de obra local. Una de las personas o trabajadores en la confección del canal dejó una muestra epigráfica en la que se distingue esta frase; “placi procedente de la nación de los seurri corto el canal”.

Con un mínimo de atención, se observa cómo el muro interior desempeña una tarea de contención mientras el exterior se acondiciona para la supervisión, arreglo y mantenimiento del canal. Un túnel y un aliviadero componen el final de este trayecto. La longitud total del canal antedicho alcanza los 67 kms. En varias situaciones, se proyectaron dos o más canales superpuestos, siendo el más largo el también de mayor altitud o elevación (82 kms.), precisamente el que se utilizaba para transportar el agua desde el río Eria, de la otra Cuenca, de la banda del Duero.


CASTRILLO DE CABRERA:


Este municipio incluye cuatro núcleos poblacionales: Castrillo, Noceda, Odollo y Saceda. Por sus tierras discurren varios canales romanos que se dirigen a las Médulas. Posee, asimismo, monumentos a destacar.

Como elementos visitables, existen tres canales romanos, una iglesia y una ermita en Castrillo de Cabrera. Las fiestas patronales tienen lugar el 24 de junio, San Juan y el 15 de agosto, con motivo de la Virgen del Castro.

Los pueblos de Castrillo son de los más olvidados de España. Así, reza un proverbio o refrán: “Castrillo, Noceda, Saceda y Marrubio, cuatro lugares por los que Dios no anduvo”.

Castrillo posee una antigua y de lo más tradicional de la arquitectura cabreiresa. Está muy poco poblado (menos de 1,60 hab./km. cuadrado). Aún así, está dividido en dos núcleos (Barrio de Arriba y Barrio de Abajo) separados y distanciados por una carretera de unos 500 metros, espacio que los lugareños denominan “El Barrial”.

Una pequeña población que atrae la sana curiosidad es Odollo, inconfundible y diferenciable por su fauna, por el conjunto de castaños, robles y chopos. Dispone de una Sala etnográfica sencilla, pero que es interesante y amena.

La altitud de la cabecera del municipio es considerable (1.064 m.) y la población en descenso, asciende a sólo 203 vecinos. Se ha de denotar que el topónimo “Castrillo” se repite a casi todo lo largo de la geografía leonesa.

En general, la arquitectura de toda la Cabrera ha conservado, en esencia, su encanto y esplendor. Como ejemplares de vivienda recurrentes están las casas con corredor, las casas o pajares “teitados” con cuelmo de centeno, palomares, chimeneas y hornos singulares al exquisito estilo cabreirés.

Salta a la vista la incomparable riqueza etnológica y de tradición del marco de Villar del Monte que, no siendo de Castrillo, bien merece una escapada con la recompensa de la práctica ideal de un buen abanico de deportes de tipo senderismo y montaña por unos parajes únicos, de enorme belleza y poco transitados, casi vírgenes.


RUTAS:


Ascensión al Monte Teleno (2.188 m.). Itinerario: Corporales-Pico Teleno-Corporales. Ésta es una de las excursiones o ascensiones preceptivas para cualquier aficionado o amante del montañismo y de la Comarca cabreiresa, ya que desde la cumbre se puede abarcar con unos buenos prismáticos la mayor extensión en la provincia leonesa, con unas vistas panorámicas del Bierzo, la Cabrera y la Maragatería insuperables.

El Lago de la Baña (1.390 m.):

Se localiza en un emplazamiento inigualable, a los pies del Pico Picón (2.081m.) y a los del Pico Montalvo (2.002 m.) y tiene el reconocimiento como Espacio Natural en la Red protegida por la Junta de Castilla y León. Su interés estriba en sus características y cualidades morfológicas y paisajísticas, así como por contener diversas especies vegetales de gran valor y alto interés, algunas de ellas endémicas, al mismo tiempo que por sus turberas.

Es interesante la observación y estudio de la morrena central, que cierra el lago. Para lograr llegar a ella es preciso partir del pueblo de La Baña, prestos a recorrer un camino de casi diez kms.

Ascensión a la Aquiana (1.850 m.):

La forma más normal de efectuar la ruta consiste en tomar rumbo a Santalavilla y Campo de las Danzas. El Pico de la Aquiana o de la Guiana forma parte de los Montes Aquilianos, fijando linde o frontera con las Comarcas del Bierzo y la Cabrera, por lo que las estampas a ver desde esta cumbre son sencillamente grandiosas, lo que ya sucedió con el insigne literato berciano D. Enrique Gil y Carrasco en su obra “Viaje a una provincia de interior”. Otra de las curiosidades o rarezas de esta cumbre se da por la existencia insospechada de un pozo de agua potable de buen sabor, a escasos metros de la cima.


NOTAS DIVERSAS:


Julio un amigo de este blog, entusiasta y estudioso de la Cabrera, ha remitido unos apuntes que nos honramos con su difusión:

El sector de la pizarra cabreirés está sirviendo para dar trabajo y ocupación a bastantes miles de bercianos, puestos directos e indirectos.

Ponferrada, limítrofe con Benuza, está en casi línea recta con Odollo. a 40KMPues bien, el tiempo mínimo de desplazamiento, en 75 kms., rebasa la hora y cuarto.

Para más calamidades, se conduce por una carretera sinuosa y peligrosa.


BIERZO NATURA EXIGE:


Que se realice la comunicación Ponferrada-Odollo por Campo de las Danzas, 40 kms., se emplearía en el traslado a Ponferrada unos 35 minutos.Ya existen pistas y cortafuegos forestales por lo que no hay impacto medioambiental

Desde el punto de vista judicial, administrativo, sanitario,… su dependencia es de Astorga, que se encuentra a 95 kms. y las comunicaciones viarias no son tampoco del todo adecuadas.



Por otra parte, se pide la declaración de la Fiesta de la Virgen del Valle como de Interés Turístico Regional por su raigambre, tradición, concurrencia, por su transcendencia fuera de los límites comarcales, por su valor cultural, antropológico,en el contexto de promoción turística se demanda, con toda justicia, un Museo Artesanal exclusivo para el Lino, su tradición e historia, a instalar en Odollo.


Finalmente, como se pudo examinar y a falta de informes técnicos pormenorizados, creemos que un Tejo y una Morera inmemorial en Odollo pudiera singularizarse como árboles monumentales.


Sin ningún afán de entrar en polémica, cabe pensar que una entrada de Castrillo en el Consejo del Bierzo, dada su cercania ,coyuntura y limitaciones que se dan para una pequeña población, le beneficiaría en muchos aspectos.



Articulo: MARCELINO B. TABOADA


Fotos Laura y Julio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Que haria usted para proteger,nuestro patrimonio natural?